La música y el mate: cuatro canciones que le cantan a la yerba mate

La música y el mate: cuatro canciones que le cantan a la yerba mate

Le cantan al rito, a la historia, a la misma yerba, pero todas en distintos estilos musicales. El mate está tan metido en la cultura que las canciones aparecen naturalmente. Revisaremos un tango, un pop, un chamamé y divertidas payas.

Las mejores cosas de la vida se disfrutan más cuando se comparten. Cosas como la música y el mate. Las manifestaciones culturales populares tienden a juntarse, por eso que el mate y la música estén distanciados es muy difícil.

La primera canción que revisaremos es un pop del grupo Castaña de Caju, de La Plata. Los de la ciudad de las diagonales principalmente destacan el acto de tomar mate en las mañanas.

Canción pal Mate

Un extracto de “Canción pal Mate”

“Cada mañana, con tu sutil amargor
Vas despertando las razones
Que le dan cuerda a mi reloj,
Viento a mi molino
Luz a este pueblo olvidado”


Mate amargo

Seguimos con un tango maravilloso y nostálgico, “Mate amargo” en la voz y guitarra de Verónica Muñoz. La canción dice:

“Mate amargo que naciste en la rueda del fogón
Derramando tradición entre un estilo y un triste
Mate amargo que trajiste entre tu yerba sabrosa
La suavidad primorosa de una mano de mujer”


El mate y sus variaciones

La tercera canción está compuesta por rimas muy graciosas, obra del popular Gaucho Bataraz. Una canción pícara pero llena de campo, llena de tradiciones, historia y ritos en torno a la yerba mate.

Se titula “El mate y sus variaciones”

“El mate es agasajado con los más altos honores
Y se llega a los cantores para dejar sus proezas
Aunque la yerba esté vieja siempre deja sus sabores
No se sabe de dónde vino, dicen que es una infusión
Que pa cuando llegó Colón, ya los indios lo tomaban
Y que un cacique lo invitaba pa chupar de la bombilla
Como no había agua caliente le echaban de la canilla”


El mate

La última es un chamamé, uno de los ritmos más característicos del folclore argentino. Su autor es Andrés Lima y la canción se llama simplemente “El mate”.

Es una crónica y una descripción del rito de tomar mate:

“Ya amigo diga que sí, disfrutemos del momento
Con el aroma del mate y el color que pone un cuento
Bombilla en la calabaza y su espuma se levanta
Espíritu guaraní es la yerba que nos canta
Amargo por las mañanas, con azúcar o con leche
Lo abrigo con estas manos porque su calor me ofrece”

¡Comparte con los demás!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *