Buscando la pareja perfecta para tu yerba mate (Parte 1)

Buscando la pareja perfecta para tu yerba mate (Parte 1)

El mate es una bebida muy amigable y versátil que se adapta a cada gusto y estilo de vida. Lo podemos combinar con distintos yuyos, es decir, distintas hierbas que pueden añadirle nuevas propiedades, sabor, y aroma. Usualmente se utilizan la menta, el cedrón, la hierba buena, o el boldo.

Pero existen más opciones! La yerba mate puede ser mezclada con distintos ingredientes, los cuales revisaremos a continuación, y así tu puedes elegir el que más te guste y calce contigo para emparejarlo con tu mate.

Comencemos desde lo más simple: el azúcar.

Para endulzar correctamente tu mate, primero se añaden dos cucharaditas de azúcar en el mate (en esta ocasión estamos hablando del recipiente), para luego mezclarla con la yerba seca. Después se incorpora la bombilla y se sacude, para que estos dos ingredientes se mezclen, y para que la yerba gruesa caiga al fondo del mate.

Otra opción o hack que tenemos para endulzar tu bebida es añadir cualquier tipo de endulzante que elijas al agua hirviendo de tu thermo, así aseguraremos un constante y uniforme sabor dulce al cebar tu mate.

“Mate con Malicia”: Sí, obviamente nos referimos al alcohol.

Los licores que destacan para ser mezclados con el mate son, en primer lugar, el aguardiente, seguido por la grapa, la ginebra, el ron e inclusive la cerveza.

Este malicioso ingrediente puede ser mezclado con el mate de tres distintas maneras:

La primera y la más sencilla es simplemente añadir la bebida alcohólica luego de haber preparado tu mate, es decir, luego del agua caliente. Sin embargo, este método puede llegar a volatizar el alcohol que contiene tu ingrediente extra, debido a las altas temperaturas del agua. Así que puedes utilizar este método si lo que estás buscando solamente dejar la esencia del alcohol y darle un sabor con un giro diferente a tu yerba mate. Si buscas obtener el efecto del alcohol, debes esperar hasta que el mate se enfríe hasta el punto en que no se evapore.

La segunda opción es calentar un poco la bebida alcohólica, (la cual puedes diluir con agua) y cebar el mate de manera normal a chorros pequeños.

Finalmente, podemos añadir la bebida a la yerba seca antes de cebar, hasta que ésta se hinche. Luego puedes proseguir cebando normalmente tu yerba mate.

Así es, existe mate para toda ocasión y para todos los gustos. No tengas miedo de experimentar con distintas maneras de consumir la yerba mate, prueba tras prueba conocerás cuál se acomoda más a tu gusto hasta que des en el clavo y hagas un match perfecto.

No olvides compartir con tus amigos para que encuentren su ingrediente extra, o para que después de probar de todo, se den cuenta de que prefieren el mate solo.

¡Comparte con los demás!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *